Mundo

Amenazas de nuevas protestas en Francia

Amenazas de nuevas protestas en Francia”

Macrón quiere evitar a toda costa que se repitan las escenas de caos del fin de semana pasado, cuando miles de manifestantes tomaron el Arco del Triunfo, montaron barricadas en el corazón de París y prendieron fuego a vehículos, ante la mirada incrédula de residentes y turistas.

Éric Drouet, un portavoz de los "chalecos amarillos", un colectivo que nació en las redes sociales y que debe su nombre a las prendas fluorescentes obligatorias para los automovilistas en caso de incidente en carretera, llamó a los franceses a congregarse el sábado "cerca de los lugares de poder: los Campos Elíseos, el Arco del Triunfo o la plaza de la Concordia", frente a la Asamblea Nacional.

Se suman otros sectores Pese al retroceso del gobierno galo, hoy la protesta se extendió a otros sectores de la sociedad francesa. Varios colegios de secundaria estaban bloqueados el miércoles, por tercer día consecutivo de una movilización en contra de la reforma educativa del gobierno, y los sindicatos estudiantiles llamaron a intensificar las huelgas el jueves. Los agricultores también sopesan salir a las calles.

Desde que regresó de la cumbre del G20 en la Argentina, Macron ha permanecido en su residencia o se ha negado a hablar públicamente sobre las protestas que han generado la mayor crisis política en lo que va de su mandato. Pero el martes tuvo que ceder por primera vez en su ambicioso plan de reformas.

A la defensiva, el gobierno abrió la puerta a mayores concesiones cuando el vocero Benjamin Griveaux no descartó la posibilidad de restaurar un impuesto sobre la riqueza que fue reducido poco después de la juramentación del presidente Emmanuel Macron en mayo de 2017.

Para intentar calmar los ánimos, el Ejecutivo anunció la noche del miércoles que renuncia a los aumentos de las tasas a los carburantes en 2019.

"Si algo no funciona, no somos necios, los cambiaremos", dijo Griveaux a la radio RTL, aunque añadió "el asunto no está sobre la mesa por el momento".

Esa tasa fue recortada por Macrón el año pasado para evitar que las grandes fortunas se fueran al extranjero, pero sirvió a la oposición para acusar a Macron de "presidente de los ricos". El Ejecutivo se prepara también a convocatorias de nuevas manifestaciones el próximo sábado en París y en todo el país, con el riesgo de que degeneren en violencia.

En una muestra de la tensión latente, Macron fue abucheado e insultado el martes por la noche durante una visita sorpresa a una prefectura de policía en Puy-en-Velay, en el centro del país, que fue parcialmente incendiada el fin de semana pasado.

Dieciocho meses después de su elección, la popularidad del joven centrista proeuropeo ha caído de seis puntos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ha mofado de su homólogo francés, Emmanuel Macron, por su marcha atrás en la subida de los impuestos de los combustibles y ha advertido de las consecuencias del Acuerdo de París para combatir contra el cambio climático, del que se ha desmarcado la Administración norteamericano. La presidencia francesa dijo que no haría ningún comentario sobre los tuits del estadounidense.

Las llamadas protestas de los "chalecos amarillo" surgieron espontáneamente el 17 de noviembre en oposición al aumento de los impuestos a los combustibles, pero ahora refleja una exasperación social más amplia.



Сomo este

Más reciente




Recomendado