Mundo

Los beligerantes del conflicto yemení en Suecia para negociaciones de paz

Los beligerantes del conflicto yemení en Suecia para negociaciones de paz”

El gobierno y la coalición liderada por Arabia Saudita dio luz verde esta semana y 50 rebeldes fueron trasladados desde Saná hasta Mascate, capital de Omán, para su tratamiento.

Las negociaciones, sobre las que ni beligerantes ni observadores se hacen muchas ilusiones, se iniciaron con nuevas exigencias de ambas partes.

En 2014, desde su bastión en el norte de Yemen, los rebeldes hutíes consiguieron tomar el control de extensos territorios, entre ellos la capital y la estratégica ciudad portuaria de Hodeida, en el oeste.

'Estamos actualmente en negociaciones en respuesta a los llamados en este sentido de la comunidad internacional, la ONU y el mediador de la ONU.

'Pero si ellos [los rebeldes] no son constructivos, tenemos numerosas opciones, incluida una intervención militar', añadió Othman al Mujalli.

Hadi Haig, responsable del asunto de los detenidos para el gobierno yemení, declaró el martes a la AFP que el acuerdo firmado afectará a entre 1.500 y 2.000 miembros de las fuerzas progubernamentales y entre 1.000 y 1.500 rebeldes hutíes. En Estocolmo se encuentran los enviados de los rebeldes hutíes y del Gobierno reconocido por la comunidad internacional para, si no hay sorpresas de última hora, iniciar unas conversaciones de paz que ayuden a fijar una hoja de ruta para poner fin a una guerra que estalló en 2015.

Una delegación gubernamental yemení tiene que llegar el miércoles a Suecia para participar en las cruciales negociaciones de paz, auspiciadas por la ONU, que buscan poner fin al conflicto entre el gobierno, apoyado por Arabia Saudita, y los rebeldes, respaldados por Irán.

Los rebeldes controlan la capital, Saná, y las áreas más pobladas del país, como el importante puerto de Hodeida, por donde ingresan los suministros a Yemen.

El conflicto fue convirtiéndose poco a poco en una guerra indirecta entre los grandes rivales regionales saudita e iraní, y arrastró a millones de civiles al exilio y el hambre.

Las organizaciones humanitarias no paran de lanzar avisos sobre la grave situación que sufre la población civil y expertos de la ONU elaboraron a finales del mes pasado un informe en el que acusaron de "crímenes de guerra" tanto a los rebeldes como a la colación liderada por el reino saudí por lo que pidieron a la comunidad internacional que "se abstenga de seguir vendiendo armamento a las partes del conflicto".

De los 20 millones de personas que padecen inseguridad alimentaria, el 33% está en la Fase 4 de CIF, calificado de 'emergencia' y el 34% en Fase 3, el equivalente a 'crisis', lo que representa "un aumento del 18% desde el último análisis del CIF realizado en marzo de 2017".



Сomo este

Más reciente




Recomendado