Mundo

Pese a prohibición, EU separa a 81 niños de sus padres

Pese a prohibición, EU separa a 81 niños de sus padres”

UU. y México tras la orden ejecutiva del pasado junio que puso fin a esta práctica que buscaba reprimir la inmigración ilegal, según datos del gobierno obtenidos por The Associated Press.

A pesar de la orden y la decisión posterior de un juez federal, a los funcionarios de inmigración se les permite separar a un niño de los familiares en ciertos casos, alegando razones que van desde cargos criminales graves contra un padre, inquietudes sobre la salud y el bienestar de un niño o inquietudes médicas.

Esas excepciones existían incluso antes de la política de tolerancia cero aplicada por el Gobierno de Donald Trump. De ellos 51 fueron procesados penalmente, 31 tenían antecedentes criminales y en 20 casos fueron separados por causas no especificadas. Además, nueve fueron hospitalizados, 10 estaban "vinculados con pandillas" y cuatro tenían ya órdenes de extradición. Dos habían incurrido en infracciones migratorias y tenían pendientes órdenes de deportación.

La portavoz del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, Katie Waldman, dijo en un comunicado que "los números de la frontera de noviembre de 2018 son el resultado predecible de un sistema de inmigración roto - incluyendo órdenes judiciales defectuosas- que usurpa la voluntad del pueblo estadounidense que ha pedido repetidamente fronteras seguras". "Como ya hemos dicho, y las cifras muestran: las separaciones son raras". La práctica desató el oprobio mundial. Imágenes de niños llorando y padres angustiados y confundidos estaban en titulares de periódicos y en los noticieros de la televisión.

El juez federal, Dana Sabraw, escuchó una demanda presentada por una madre que había sido separada de su hijo y prohibió más separaciones y ordenó al gobierno reunir a las familias.

Después de ser liberados de los centros de detención, los inmigrantes indocumentados esperan autobuses que los llevarán a varias ciudades en todo el país, en la estación de autobuses de Greyhound en San Antonio. No obstante, el juez dejó abierta la opción de contemplar más separaciones de casos individuales.

"Estamos muy preocupados de que el gobierno pueda separar a las familias basándose en vagas acusaciones de antecedentes penales", dijo Gelernt.

En el apogeo de esta política este verano, más de 2.400 niños fueron separados. Ello afectó a 197 adultos y 139 menores. Ello podía incluir también abuelos u otros familiares en casos donde no había prueba de un parentesco. Muchas personas que huyen de la pobreza o la violencia abandonan sus hogares apresuradamente y no tienen certificados de nacimiento o documentos formales con ellos.

Otras separaciones se debieron a que los niños no eran menores, según los datos.

En el año fiscal 2017, que comenzó en octubre de 2016 y terminó en septiembre de 2017, 1.065 unidades familiares fueron divididas, lo que usualmente abarca un niño y un padre: 46 por fraude y 1,019 por razones médicas o de seguridad, según los datos.

En las últimas semanas, miles de migrantes centroamericanos se encuentran concentrados en caravanas que intentan abrirse paso por México y llegar a la frontera estadounidense. Trump trató de negar el asilo a cualquier persona que cruzara ilegalmente, pero un juez ha detenido esta medida.



Сomo este

Más reciente




Recomendado