Mundo

Reino Unido puede dar marcha atrás al Brexit de forma unilateral | Actualidad

Reino Unido puede dar marcha atrás al Brexit de forma unilateral | Actualidad”

Esta propuesta la ha realizado un gran jurista español, Manuel Campos Sánchez-Bordona, licenciado en Derecho por las Universidades de Sevilla y Granada, Magistrado de la Sala de Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo desde 1999 y desde 2015 es Abogado General del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, quien en sus conclusiones mantiene que Reino Unido posee de manera inherente, dado que es un Estado soberano, y conforme a sus normas constitucionales, el derecho de revocar el Acuerdo de Salida y comunicarlo al Consejo Europeo, entendiendo que la utilización de este mecanismo no suponga una práctica abusiva y se emplee a modo de añagaza.

La ratificación del acuerdo de retirada se pondrá a votación en el Parlamento británico el próximo 11 de diciembre.

Poco antes de que arrancara el debate, la cámara acusaba de desacato al Ejecutivo de May por no haber publicado todo el análisis legal sobre el pacto del Brexit alcanzado con Bruselas. "Hay otras opciones, podemos parar el reloj". La sentencia final se conocerá en las próximas semanas.

No obstante, una decisión que diga que la llamada notificación del artículo 50 puede ser revocada unilateralmente favorece a aquellos que desean permanecer en la UE y podría ayudar a los que hacen campaña para frustrar el Brexit con un segundo referéndum.

Con todo, lo que esto significa para Theresa May es lo siguiente: En estos momentos está al frente de un gobierno de minoría y en los próximos días podría tener lugar una moción de confianza contra su gobierno en la Cámara de los Comunes, teniendo en cuenta los gobiernos no suelen perder votaciones como estas, especialmente una tan crucial como la que está por venir. De hecho, el propio Corbyn ha sugerido en los últimos días que pedirá más tiempo si el Parlamento británico rechaza el acuerdo de May, el Gobierno cae y se celebran elecciones. Es decir, el próximo 29 de marzo.

El asunto se produce apenas unos días después de que los países de la UE dieran su respaldo político al acuerdo de retirada y a la declaración política sobre la futura relación bilateral.

El litigio tiene como objetivo aclarar la interpretación del artículo 50 del Tratado de la UE, el que establece el procedimiento para la salida de un Estado miembro. Las instituciones opinan que reconocer el derecho de un gobierno puede ser un precedente perjudicial y una violación a la esencia del artículo. La legislación otorga un plazo de dos años para concretar las negociaciones de salida. Pero no precisa qué pasa si un Gobierno se arrepiente a medio camino y decide quedarse. La revocación unilateral sería también una "manifestación de la soberanía del Estado saliente, que opta por revertir su decisión inicial".

May fue interrumpida y cuestionada desde el primer minuto sobre el acuerdo negociado con Bruselas para la salida de Reino Unido de la UE, proceso conocido como "Brexit".

Eso sí, el abogado sostiene que esa revocación está sujeta a ciertas condiciones y límites. Si, como ocurre en el caso del Reino Unido, la aprobación parlamentaria es un requisito previo de la intención de retirarse, es lógico que la revocación también exija la misma aprobación.

La opinión del procurador general no es el fallo definitivo.

En cambio si considera "incompatible" con la filosofía del mencionado artículo que la posibilidad de cancelación dependa única y exclusivamente de una decisión unánime del Consejo europeo.



Сomo este

Más reciente




Recomendado