Tecnología

Descubierto un Neptuno en miniatura a 53 años luz

Descubierto un Neptuno en miniatura a 53 años luz”

Un nuevo planeta del doble del tamaño de la Tierra fue descubierto y se le ha llamado K2-288Bb.

Los datos y la información que pudo recopilar durante sus últimos años de actividad han permitido a un grupo de aficionados a la astronomía descubrir un nuevo planeta que pasó desapercibido a los algoritmos de la NASA.

Según lo reseñado en el portal web Unocero.com, este exoplaneta se encuentra aproximadamente 244 años luz de la Tierra, tiene un período orbital de 27.36 días y una temperatura de equilibrio que podría rondar los 60 grados centígrados.

La estrella más brillante del sistema al que pertenece K2-288Bb, es la mitad de masiva y grande que el Sol, y por otro lado, su compañero tiene un tercio de la masa y el tamaño de nuestro 'astro rey'.

La investigadora del MIT aseguró que el planeta, bautizado HD 21749b, gira en torno a una estrella en la constelación de Reticulum, con una órbita de 36 días.

El hallazgo se presentó en la reunión anual de la American Astronomical Society en Seattle y evidentemente, por tratarse de un exoplaneta, hablamos de un cuerpo fuera de nuestro sistema solar. ¿Qué es lo novedoso? El más reciente, un Exoplaneta (Planeta extrasolar) de tipo supertierra, ha sido encontrado orbitando el límite interior de la zona habitada por una estrella enana roja.

Ambas trabajaban en ese momento como pasantes con Joshua Schlieder, un astrofísico en el Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, en ese momento.

Los datos recogidos por el observatorio espacial Kepler se pusieron al servicio del proyecto Planet Hunters ("Cazadores de planetas") vigente desde 2010, que le permite a científicos voluntarios tratar de identificar planetas que los algoritmos de computadora pueden haber pasado por alto.

En el modo K2 de Kepler, que se extendió desde 2014 hasta 2018, la nave espacial se reposicionó para apuntar a un nuevo parche de cielo al comienzo de cada campaña de observación de tres meses. Pero tras analizar de nuevo todos los datos, había que inspeccionarlos visualmente, situación que no llegó a ocurrir. "Inspeccionar, o examinar, los tránsitos con el ojo humano es crucial porque el ruido y otros eventos astrofísicos pueden imitar los tránsitos".

Su sustituto es el Satélite de Sondeo de Exoplanetas en Tránsito (TESS, por sus siglas en inglés). "Los ojos de los científicos ciudadanos hicieron que este hallazgo sea extremadamente valioso", finalizaba Feinstein.



Сomo este

Más reciente




Recomendado