Mundo

Trump amenaza con otra guerra comercial, ahora con Centroamérica

Trump amenaza con otra guerra comercial, ahora con Centroamérica”

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, podría estar analizando suspender eel Tratado de Libre Comercio entre República Dominicana, Centroamérica y Estados Unidos de América ( TLC), algo que impactaría a El Salvador en el acceso preferencial a los mercados estadounidenses, aumentando los aranceles de los productos que ingresen a dicho territorio, según información del periódico Mc Clatchy en Washington D.C.

"Estamos muy preocupados con el avance de Nicaragua hacia el autoritarismo, y los lazos cuestionables de República Dominicana y El Salvador", dijo un funcionario. Como Estados Unidos ha dejado claro: "no permitiremos que nuestros acuerdos comerciales, incluido el CAFTA-DR, se conviertan en puertas traseras para beneficiar a las economías no de mercado y a los actores represivos en la región", citó el medio a una fuente no definida.

Si los tres países pierden su acceso al TLC o DR-CAFTA (Dominican Republic-Central America Free Trade Agreement, en inglés), no perderían la posibilidad de vender sus productos en Estados Unidos. República Dominicana es el socio comercial 39 para EEUU, con un comercio de mercancías que pasó de US$12.6 billones en 2017de acuerdo a los datos de la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR). El TLCAN fue una especie de patrón para el resto de los 11 acuerdos de libre comercio entre Estados Unidos y países latinoamericanos.

"Nicaragua, El Salvador y la República Dominicana también son países que se han encontrado a sí mismo recientemente en el punto de mira de Trump", subraya.

El gobierno de Trump ha impuesto sanciones y presión política y económica en Nicaragua en momentos que el gobierno del presidente Daniel Ortega ha aumentado su poder autoritario. Washington retiró sus embajadores de El Salvador y República Dominicana hace unos meses después que los dos países rompieron relaciones con Taiwán en busca de un acercamiento, un adversario comercial de Estados Unidos que Washington ha acusado de "actividad económica predatoria".

Cuando el Congreso ratificó el acuerdo, el entonces presidente George W. Bush dijo que era una vía para que Estados Unidos apoyara la democracia y las reformas económicas después de años de guerra civil e insurgencia comunista. "Al transformar nuestro hemisferio en una poderosa área de libre comercio, promoveremos la gobernabilidad democrática y los derechos humanos y la libertad económica para todos".

"El comercio es una herramienta, pero no una panacea", dijo Farnsworth, quien ahora es vicepresidente del Consejo de las Américas en Washington. "El asunto es: ¿está llevando el comercio a los resultados que buscamos o sencillamente es un salvavidas económico de una dictadura autoritaria? Eso es lo que tenemos que estudiar con cuidado".

La razón principales por la que EE.UU. podría desestimar a El Salvador y República Dominicana del TLC son el rompimiento diplomático con la República de China-Taiwán para acercar su lealtad a la República Popular de China.

Asimismo, la administración Trump ve la firma de la Iniciativa de la Nueva Ruta de la Seda de China, el programa global de préstamos, como una trampa de deuda que alimenta una mayor dependencia económica.

El gobierno del presidente Donald Trump envió una señal clara con el NAFTA revisado sobre sus intenciones para China.

"No es una conexión formal en el sentido de que lo que sucede en el NAFTA está relacionado con el suyo, pero es el mismo impulso", dijo Eric Miller, un asesor comercial que trabajó para el gobierno canadiense y que continúa asesorándolos sobre las negociaciones.

Al gobierno estadounidense todavía le quedan muchas discusiones difíciles por delante. Por lo tanto, las acciones de los gobiernos de Nicaragua, El Salvador y República Dominicana significarían una contradicción con el tratado.

Miller no ve un mecanismo fácil para expulsar a los tres países, pero dijo que eso se puede hacer.



Сomo este

Más reciente




Recomendado